Seleccionar página

 

¡¡Buenos días de nuevo!!

Seguimos con nuestras publicaciones, y dado que se acerca la Navidad, hemos pensado en daros algunas recomendaciones. Todas ellas han sido obtenidas del CRE Alzheimer, por lo que, desde Memoria Vital queremos darles la enhorabuena por el trabajo que realizan.

La Navidad, al igual que el verano, son períodos vacacionales en los que se pasa más tiempo con la persona mayor y existe un cambio significativo de rutinas; pero en este caso, además, se suman muchas situaciones, personas y momentos con carga emocional.

¿Cómo cuidar a alguien con demencia durante las vacaciones de Navidad?

 

Si en la vida diaria hay que tomar en cuenta muchas circunstancias y pautas en el cuidado, en Navidad, la cosa no es diferente. Vamos a exponer una lista con pautas a llevar a cabo:

  1. Evita lugares concurridos y ruidosos: los ruidos pueden confundir o frustrar a la persona con Alzheimer o demencia.
  2. Permítete decir que no: cada compromiso que aceptas significa decir que no a otra cosa (al tiempo para descansar o al tiempo para estar con tus seres queridos).
  3. Controla el consumo de azúcar: ten cuidado con los excesos en los alimentos azucarados ya que pueden derivar en problemas de comportamiento.
  4. Informa a tus visitas sobre la enfermedad: Explícales que el enfermo quizás no los recuerde y también cualquier problema de comportamiento conocido.
  5. Mantén tu rutina: Trata de seguir con una rutina similar para que los preparativos del evento no se conviertan en algo negativo.
  6. Involúcrale en los preparativos: Son días divertidos y haciendo que participen en esa diversión puede crearles recuerdos especiales (Decorar tarjetas, adornos, poner la mesa e incluso envolver regalos son algunas cosas que pueden hacer).
  7. Únete a grupos de apoyo: Estas fiestas pueden traer momentos más difíciles para los cuidadores y las personas que están en las primeras etapas de la demencia. La tasa de depresión aumenta durante y después de las vacaciones por lo que es importante sentirse respaldado.
  8. Sé creativo en los regalos: Algunas recomendaciones incluyen ropa, música, vídeo o fotos, o pulseras de identificación.
  9. Mantén las tradiciones: Cantar villancicos o comer alimentos típicos de Navidad puede ayudarle a conectar con el pasado.
  10. Confía en tus instintos: La prudencia es tu mejor acompañante.

¿Cómo se pueden afrontar las comidas navideñas con una persona con demencia?

 

En las comidas navideñas hay circunstacias especiales que requieren que debamos tener en cuenta lo siguiente:

  1. Decoración: Hay que evitar tener demasiados adornos en la mesa. Usa un mantel liso, con platos y servilletas en colores contrastados.
  2. Alcohol: Se debe de beber con moderación ya que los efectos de este pueden provocarle confusión. Si algún coctel o comida especial requiere alcohol, considera la posibilidad de servírselo sin alcohol para mantener la tradición.
  3. Cubiertos: Si en la rutina diaria comer con cuchillo y tenedor se ha convertido en un reto, adapta la comida a sus necesidades. Prepare bocadillos o montaditos o alimentos que solo requieran un utensilio como sopas o purés.
  4. Comensales: Hay que evitar preocuparse por los modales y formalismos ya que esto solo ejerce presión innecesaria en todo el mundo. Si el número de invitados es elevado seguramente la persona con Alzheimer se encuentre más a gusto en una sala separada con un grupo más pequeño de personas.
  5. Comida: Es este tipo de comidas predomina la abundancia y el exceso, lo que puede ser abrumador para el enfermo. Hay que tener en cuenta la magnitud de la ración que se le sirva.
  6. Preferencias: Si alguien más se encarga de preparar comida para estos días, asegúrate de informarles de sus platos favoritos, ya que de esta manera estos momentos serán más agradable.

¿Qué estrategias de comunicación puedo llevar a cabo?

 

En esta época son muchas las visitas que se hacen y se reciben, por lo que es importante saber cómo comunicarse de forma adecuada.

  1. Como hemos dicho en el apartado anterior, es importante informar a las visitas y dar unas pautas básicas de como comunicar con ellos.
  2. Se debe, durante las conversaciones, evitar las distracciones. Si bien en Navidad suele haber mucha gente, hay que intentar mantener una conversación en un lugar para hablar sin distracciones, lo que permite centrar su atención en la conversación.
  3. Se debe hablar con claridad y de forma natural, con calidez y tranquilidad.
  4. Debemos referirnos a la persona mayor con su nombre, evitando pronombres como “él, ella y ellos” durante la conversación. Los nombres adquieren especial relevancia cuando saludamos. Es conveniente decir: Hola, abuela. Soy yo, Pedro.
  5. Hablar de un tema a la vez. Se debe hablar de una sola temática dado que, si no es así, probablemente perderá el hilo.
  6. Debemos usar señales no verbales. Por ejemplo: debemos mantener el contacto visual y sonreír. Cuando la demencia es avanzada, este tipo de comunicación puede ser la única disponible.
  7. Escuchar de forma activa. Si no entiendes algo de lo que está diciendo, de forma educada házselo saber.
  8. No hacer objeciones. La conversación no llegará a buen fin si continuamente estamos corrigiendo a la persona. Hay que dejar que la conversación fluya a pesar de sus delirios y/o errores.
  9. Tener paciencia. Dale tiempo para que procese lo que estás diciendo. Si le haces una pregunta, dale su momento para responder.
  10. Entender, siempre, que hay días buenos y malos. Hay que recordar que los enfermos de Alzheimer pueden tener altibajos como cualquier otra persona.

En cuanto a los regalos, os dejamos ideas para un regalo a alguien con demencia

 

  1. Regalos en fase leve:
    1. Libros de actividades, crucigramas o juegos de estrategia
    2. Películas o series clásicas que puedan estimularle.
    3. CDs o DVDs de música que le permitan recordar el pasado.
    4. Calendario con fotos antiguas o un álbum familiar con fotos especiales.
    5. Tarjeta de memoria para su teléfono para que pueda almacenar todas las fotos e información de contacto de sus familiares y amigos.
  2. Regalos en fase moderada:
    1. Un distintivo (cartel, placa, letrero) que destaque las áreas donde la persona con Alzheimer pase más tiempo.
    2. Un reloj grande que resalte tanto la fecha como la hora.
    3. Pequeñas luces automáticos de noche que se iluminan cuando se pone oscuro.
    4. Un dispensador de medicamentos automáticos.
    5. Sencillas actividades artesanales que pueden ayudarle a evocar recuerdos.
  3. Regalos en fase severa:
    1. Una manta o una bata suave de su color favorito.
    2. Ropa cómoda y zapatos con velcro que pueden hacer más fácil la rutina de vestirse y desvestirse.
    3. Una muñeca o un animal de peluche.
    4. Un CD con canciones de su infancia.
    5. Un dispositivo de localización que pueda realizar un seguimiento de la persona por si se desorienta.

Demencia, niños y Navidad

 

Otro aspecto importante de la Navidad, es el aumento de las oportunidades para establecer contactos intergeneracionales, es decir, el contacto con nietos, sobrinos, bisnietos  y niños pequeños y adolescentes en general. Hay que aprovechar estas circunstancias y, para ello, se debe de explicar a los jóvenes la demencia que puede sufrir el abuel@:

  1.  La explicación debe de ser sencilla pero honesta, deben de saber que es una enfermedad cognitiva y que no deben de cambiar su forma de comportarse con el enfermo.
  2. Se debe de simplificar la explicación, es decir, indicarles que es una enfermedad del cerebro y que afecta a la memoria.
  3. Motivar a los niños a que realicen actividades no verbales, como por ejemplo, bailar, dar un paseo, colorear, mirar fotografías, hacer galletas,…
Debemos disfrutar de las oportunidades que nos ofrece la Navidad para generar vínculos, establecer relaciones intergeneracionales, aprender unos de otros y enseñar nuevos valores.

 

Imagen: psiquiatria.com

 


 

Esperamos que os sea útil la recopilación que hemos hecho para tener una Navidad especial con vuestro mayor. Asimismo, no olvidemos lo más importante, disfrutar, compartir, comprender, amar…

Nos vamos de vacaciones de Navidad (sólo un pequeño descanso), para preparar el año 2019 con nuevas actividades, publicaciones y mucho más. Cualquier consulta que tengáis, como siempre, no dudéis en escribirnos, estaremos encantadas de atenderos.

Desde Memoria Vital Psicología, os deseamos una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo, sobre todo en amor, salud, empatía y comprensión.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Thanks!








He leído y acepto los Términos y Condiciones.

[recaptcha]