Seleccionar página

Deterioro Cognitivo

Es la pérdida de funciones cognitivas, específicamente en memoria, atención y velocidad de procesamiento de la información (VPI), que se produce con el envejecimiento normal. Este deterioro cognitivo de nuestro cerebro depende tanto de factores fisiológicos como ambientales y está sujeto a una gran variabilidad individual. En diversos estudios científicos se ha visto reflejado cómo el entrenamiento cognitivo puede ser beneficioso.

 

Deterioro Cognitivo Leve (DCL)

Es un estadio intermedio entre el deterioro cognitivo normal por envejecimiento y el deterioro más grave de la demencia. Puede implicar problemas con la memoria, el lenguaje, el pensamiento y el juici; que son más graves que los cambios normales relacionados con el envejecimiento.

 

Demencia

La demencia no es una enfermedad específica, es un término general que describe una amplia variedad de síntomas relacionados con el deterioro grave y progresivo de las funciones cognitivas (memoria, razonamiento, atención, habla, etc.) y con trastornos de conducta, que es lo suficientemente grave como para reducir la capacidad de una persona para realizar las actividades cotidianas.
La enfermedad de Alzheimer representa entre el 60 y el 80% de los casos.  La demencia vascular, que suele ocurrir después de un accidente cerebrovascular, es el segundo tipo de demencia más común.

Sintomatología más característica de la demencia en su inicio:

• Dificultad a la hora de recordar nombres de personas y objetos familiares.
• Problemas para realizar tareas que antes resultaban sencillas.
• Deterioro del sentido de la orientación que lleva a perderse en rutas habituales.
• Extraviar cosas.
• Perder el interés por cosas que antes le entusiasmaban.
• Alteraciones del comportamiento.
• Pérdida de habilidades sociales.

En la medida en que la demencia progresa:

• Olvido de cosas que acaban de ocurrir (memoria inmediata).
• Alteración de los patrones de sueño.
• Problemas para realizar tareas básicas (comer, lavarse, etc.)
• Delirios y alucinaciones sensitivas.
• Depresión.
• Agresividad.
• No saber reconocer el peligro.
• Problemas de lenguaje (oraciones confusas, pronunciación incorrecta, etc.)

 

Estudios recientes que se han realizado mediante técnicas de neuroimagen parecen evidenciar que los pacientes con deterioro cognitivo leve tienen un riesgo mayor de desarrollar algún tipo de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer, hasta el punto de que algunos expertos llegan a considerarlo como una fase inicial de la demencia.

 

Tipos más comunes de demencia

Alzheimer:

Afecta primero a la memoria y avanza con el deterioro del razonamiento, del habla y del movimiento.

Vascular:

Los síntomas dependen de qué área del cerebro esté afectada, pero la memoria y otras funciones cognitivas están dañadas.

Cuerpos de Lewy:

Causa alucinaciones, delirios, problemas con el movimiento y disminución de la habilidad cognitiva.

Frontotemporal:

Afecta a la personalidad y al habla pero no a la memoria.

 

Algunos tipos menos comunes de demencia

 

  • Demencia de la enfermedad de Parkinson.
  • Demencia de la enfermedad de Huntington.
  • Enfermedad de Creutzfeldt-Jacob y otras enfermedades de los priones.
  • Lesiones cerebrales traumáticas.
  • Síndrome de Wernicke-Korsakoff (demencia por abuso de alcohol).
  • Leucodistrofia.

 

Thanks!








He leído y acepto los Términos y Condiciones.