Seleccionar página

 

Buenas tardes, esta semana os vamos a mostrar uno de los apartados del Informe Mundial sobre el Envejecimiento y la Salud de la OMS: HACIA UN MUNDO AMIGABLE CON LAS PERSONAS MAYORES. Hemos elegido este apartado ya que nos parece interesante y necesario acercaros ese concepto. Pero ¿qué se considera un mundo amigable y en especial con las personas mayores?

 

“Mundo amigable” con las personas mayores:

 

Según este informe de la OMS:

Una ciudad o comunidad amigable con las personas mayores es un buen lugar para envejecer. Las ciudades y comunidades
amigables con las personas mayores promueven el envejecimiento activo y saludable, y, por lo tanto, se
preocupan por el bienestar durante todo el curso de la vida. Ayudan a que las personas mantengan su independencia
por el mayor tiempo posible y, cuando es necesario, proporcionan asistencia y protección, siempre respetando la
autonomía y la dignidad de las personas mayores.

En otros capítulos de este mismo informe sobre envejecimiento y salud se hace referencia al Envejecimiento Saludable y cómo la capacidad funcional de las personas mayores para la consecución de ese envejecimiento de forma saludable está formada por la capacidad intrínseca y el entorno en el que las personas viven y se relacionan.

A continuación definimos los distintos conceptos:

Capacidad Funcional: comprende los atributos relacionados con la salud que permiten a una persona ser y hacer lo que es importante para ella.

Capacidad Intrínseca: Combinación de todas las capacidades físicas y mentales de una persona.

Entorno (o contexto en el que vive la persona): se compone de todos los factores del mundo exterior que forman el contexto de vida de una persona. Incluye desde el hogar y la comunidad hasta la sociedad en general. Incluye los siguientes factores:

  1. Entorno construido
  2. Personas y sus relaciones
  3. Actitudes y valores
  4. Políticas de salud y sociales:
    • Sistemas que las sustentan
    • Servicios que prestan
Capacidad funcional = Capacidad intrínseca de la persona + Entorno (o contexto en el que vive)

 

Esto nos lleva a plantearnos qué es en realidad o a qué se refiere con capacidad funcional el informe de la OMS. Pues sería el ajuste entre la persona y su entorno, es decir, la relación dinámica y reciproca entre las personas y su entorno, y este concepto tendría en cuenta:

  • A las personas y sus características de salud y capacidad
  • Las necesidades y los recursos de la sociedad
  • La naturaleza dinámica e interactiva de la relación entre las personas mayores y los entornos que habitan
  • Los cambios que se producen en las personas y los lugares con el paso del tiempo

CAPACIDAD FUNCIONAL: Que el entorno no impida y/o facilite que una persona mayor, con sus propias capacidades físicas y mentales, pueda desenvolverse en su entorno y realizar aquellas actividades que valora.

Pongamos un ejemplo: ¿una persona mayor con problemas de movilidad (ir en silla de ruedas) podría moverse con cierta libertad por su ciudad y realizar compras o tener relaciones sociales con normalidad?

Según su capacidad intrínseca, y a nivel físico, podría tener impedimentos, pero esto no es así si en su ciudad hay el suficiente desnivel en pasos de peatones para cruzar y pasar de una acera a otra con facilidad. También si las aceras, puertas y accesos en general cumpliesen las medidas necesarias (y en principio obligatorias). Tampoco debería tener ninguna dificultad si, existiendo y cumpliéndose lo citado anteriormente, el resto de personas cumpliésemos con nuestro deber cívico y no aparcásemos en pasos de peatones o plazas reservadas para minusválidos. Esto último se consideraría parte del “entorno”.

¿Cambia, pues, la capacidad funcional de una persona dependiendo del entorno en el que viva? LA RESPUESTA ES SÍ.

 

 

HACIA UN MUNDO AMIGABLE CON LAS PERSONAS MAYORES

 

Dicho lo anterior, el papel del mundo amigable sería el de:

fomentar y mantener la capacidad funcional de las personas mayores.

Existen 5 dominios clave de la capacidad funcional de las personas mayores:

  1. Capacidad para satisfacer las necesidades básicas
  2. Capacidad para aprender, crecer y tomar decisiones
  3. Tener movilidad
  4. Capacidad para crear y mantener relaciones
  5. Contribuir

Estas capacidades son fundamentales para que las personas mayores puedan hacer las cosas que valoran y juntas les permiten envejecer de forma segura en un lugar adecuado para ellas, continuar con su desarrollo personal, ser incluidas y contribuir en sus comunidades conservando su autonomía y salud. Aunque estas capacidades se expliquen de forma separada, están muy conectadas.

Debemos tener en cuenta tres consideraciones importantes con respecto a estas capacidades y el papel del mundo o el entorno:

  1. Lo que los adultos pueden hacer física o mentalmente (capacidad intrínseca) es solo una parte de su potencial. Lo que REALMENTE son capaces de hacer (capacidad funcional) dependerá de la adecuación que exista entre ellos y su entorno.
  2. Se necesita un cambio de visión respecto a la forma en que la sociedad entiende el envejecimiento. Hay estereotipos generalizados de discriminación hacia los adultos mayores como personas que siempre tienen fragilidad, que son una carga o que dependen de cuidados. Estos estereotipos NO TIENEN una base empírica y limitan la capacidad de la sociedad para apreciar y liberar el potencial de los recursos sociales y humanos inherentes a las poblaciones de edad avanzada. Estas actitudes negativas influyen en la toma de decisiones, las opciones sobre políticas públicas y las conductas y actitudes públicas.
  3. El efecto que tiene el entorno en cada persona será distinto, dependiendo de factores como el género, origen étnico o nivel educativo. Lo que quizás tenga como consecuencia un acceso desigual al apoyo material o psicológico, o limite las opciones de conducta afectando a la capacidad de la persona mayor para tener un Envejecimiento Saludable.

 

Esperamos que este artículo os resulte de interés y os acerque un poco más a lo que debería ser un mundo amigable con las personas mayores y que, de hecho, constituye una meta a alcanzar día a día. Más abajo os dejamos el link para descargar el informe de la OMS sobre el que está basado este artículo. Si queréis que en el blog ampliemos las cinco capacidades y cómo pueden fomentarse o algún otro apartado de este informe, no dudéis en hacérnoslo saber.

¡Os deseamos una feliz semana!

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Informe Mundial sobre Envejecimiento y Salud, OMS (2015). Pincha para descargar.
Thanks!








He leído y acepto los Términos y Condiciones.